Recientes

11 de enero de 2017

Thief of revelations - Reseña (review)

Sisemos revelaciones, sisemos

Hola gente, agarraos los machos que la de hoy es una reseña muy loca. Sus principales protagonistas son los Mil Hijos, básicamente Ahzek Ahriman y su Primarca, Magnus el Rojo, que tratarán temas tales como la maldición de la carne, el por qué Ahriman pasa de él en el futuro y lanza la Rúbrica, el futuro de la Legión, el fresco que hace en la Disformidad cuando no cierras la ventana y lo que pasa cuando tomas mucha mucha droga chunga de las nuevas. Piooooooo (como diría Kairos)

El contexto

Para entender el inmenso conocimiento que os voy a transmitir es necesario conocer el contexto en el que se sucede este audiodrama (y este sí que es un drama, aunque no del que pensáis). Los Mil Hijos, Legión de Magnus el Rojo, la más poderosa a nivel psíquico, ha visto su mundo reducirse a cenizas por culpa de los inmisericordes chuchos espaciales (les quitas su pelota y mira como se ponen), teniendo que huir a la Disformidad. Magnus por suerte empleó el tiempo antes de tal suceso mirando apartamentos y demás para la Legión antes de la muerte de Prospero.

Tras una mudanza veloz, fugaz, casi instantánea (se teleportan) llegan a un mundo dentro de la barriada de Tzeentch, el dios del caos que cambia las cosas, fan de los loros mutantes. Estos lo renombran como el Planeta de los Hechiceros. Sin embargo, las cosas no son fáciles para ellos, ya que por un problema genético sufren lo que se conoce como "degeneración de la carne" que los convierte en mutantes psíquicos medio demoníacos.

Esto tiene cabreados a unos cuantos, que discriminan a los mutantes solo porque se vuelvan unos locos asesinos. Entre los enfadados se encuentra el Bibliotecario Jefe Ahzek Ahriman, uno de los personajes más molones de los Marines Espaciales del Caos y que en este audiodrama te enseña lo que es molar mientras hablas con tu primarca que está inflao a coca. Bueno... pues la historia comienza a los pocos días de hacerse un hueco en el "neighbourhood".




La trama

Empezamos con una escena estremecedora y concisa: Ahriman y un colega suyo tienen encerrado en unos círculos satánicos a Astinum, un antiguo guerrero de los Pyrae que ha degenerado. Están intentando encontrar la causa de tal cambio en la carne y mente de los Mil Hijos sin mucho éxito (no, la Disformidad no es, ¿es que no os enseñaron que vivir en la Disformidad no afecta a nada?). En esto que están enrabietaos entre ellos y Ahriman decide que ha llegado el momento de decirle a Magnus que se acabó, que van a emplear la Rúbrica y a tomar por c**o todo.

A pesar de sus poderes y de teleportarse por doquier, y de poder hacerlo fácilmente en el planeta, Ahriman prefiere ir en Thunderhawk. Él es así de hipster, así de auténtico. Teleportarse es demasiado mainstream. Entonces llega a la torre de Obsidiana donde Magnus lleva enclaustrado desde que llegaron a la barriada. Magnus le dice a su hijo que no hace falta que vaya hasta ahí para hablar con él, que con tanto whatsapp, skype y demás mierdas el esfuerzo no merece la pena, pero Ahriman insiste. Es una cosa que debe hablarse en persona, de hijo a padre, de personaje molón a tío pluma flipao.

Magnus lo teleporta a la parte de arriba del todo de la torre, y allí recibe la funesta noticia. Ahriman quiere emplear la Rúbrica; Magnus se enfada, negándole a su hijo el que haga tal cosa, que eso es de mala gente, que qué dirán los vecinos, etc. Ahriman es demasiado auténtico para eso y le pregunta que por qué sigue pasando de todo mientras la corrupción de la carne se extiende... entonces es cuando sucede la ida de olla.

Cambiando radicalmente de argumento, así, a lo pronto (imaginaos que a Ahriman su Primarca le ha dado un poco de Crack o LSD chungo) Magnus le dice a Ahriman que le va a enseñar por qué está a otras cosas en vez de proteger y salvar su legión. Le enseña el universo, cual planetario del cosmocaixa, para que vea que es una parte infinitesimal del mismo, menos que nada; pero Ahriman que es más guay de lo que parece, se revuelve y dice que en la dos de televisión española ya ha visto demasiados documentales del universo. Entonces es cuando el Primarca decide llevarse a su hijo de paseo por el espacio y el tiempo.

[PAUSA]

Se lo lleva de viaje con tripis. ¿No sabéis lo que es un tripi? Yo os lo cuento. Es una droga de diseño conocida como LSD que hacía flipar a sus consumidores. Era muy chunga y venía en pastillitas pequeñas con símbolos amistosos pero es un potente alucinógeno, muy famoso a finales de los 80 y 90. Cuando la gente lo tomaba flipaba tanto que se iba de viaje ("on trip") de ahí tripi, del "viajecito".

[FIN PAUSA]

Pues cogidos de la mano astral, Magnus revela a Ahriman muchas verdades. Le muestra a los Ángeles Oscuros zurrándose con los Amos de la Noche, lo locos que están los Ángeles Sangrientos... Ahriman pregunta que a qué viene todo aquello y claro, Magnus dice que nunca volverá a mentirle, que Prospero fue destruido porque pensaba que sabía más que nadie (y sigue haciéndolo); así que las revelaciones se suceden: el Primarca le enseña como va a sucederse la herejía, como arde Calth. Ahriman ya le avisa de que Lorgar no va a ganar a los Ultramarines, ya que son demasiado guays y están demasiado mimados por GW.

Entre risas, Magnus asegura que le contará a Lorgar acerca de eso cuando vuelva a verle, pero de mientras todo se sucede. Y claro, llegamos al climax, donde el Primarca le dice a Ahriman que ya puede entender por qué sus preocupaciones están por encima de las de él.

Entonces Ahriman se gira, levanta un dedo y está a punto de decir algo pero... fin del relato.

Se ha colao un acento que no mola...

Opinión

Yo creo que Ahriman le levantaría el dedo corazón, ya que no hace falta ser muy listo para saber que Magnus se queda mirando la herejía casi como un teleespectador del fútbol. Que sí, que muchos lo viven pero que no, que no hay un "jugamos todos" y cuando gana o pierde su equipo dice que "hemos ganado" o "hemos perdido". Es como cuando echan una porno y que diga "hemos follao". Clavao.

Gracias a esta historia podemos entender por qué Ahriman pasa mucho de su Primarca, y del resto de traidores en general. Son unos pringaos comparados con él.

Es un buen audiodrama aunque un poco caro (7 libracas del ala por 30 mins de conversaciones, oh yeah, así me forro yo también, johnny). De todas formas, como sé que a muchos eso del inglés mu bien pal currículum pero para la vida ya menos, os dejo el enlace al relato traducido en Adeptus translates, donde recomiendo que os deis una vuelta para más material muy bien traducido. Agradezcámosles su gran trabajo.

Yo vuelvo a mis audios en inglés y a la cuesta de enero, que es empinada.

¡Y si te ha gustado la reseña compártela!

Aquí puedes ver todas nuestras reseñas: REVIEWS

8 comentarios:

  1. Me encantan tus reseñas y ese toque de humor tuyo, ánimo con ellas marauder

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias anónimo, siempre se agradecen unas palabras de ánimo! A ver si podemos darle caña

      Eliminar
  2. Digo que no comento mucho y este es el segundo comentario en dos días, pero es que en este post te has superado con lo del LSD. De las mejores reseñas que he leído... No sé cuanto me habré reído XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me alegro Guardián. Al principio hacía las reseñas en plan serio pero claro, a mí suele gustar leerme las viejas de vez en cuando y... con humor entra mejor xD

      Eliminar
  3. Gracias por la reseña jejejejeje

    ResponderEliminar
  4. jajaja me encanto, gracias por el curro que te das para traer a todos los profanos mas trasfondo,aun asi cuandos rubrica y hechiceros se fueron con Ahriman? lo pone en algun sitio? pues ya de por si la Legion era pequeña, sumado a lo de Prospero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, no te cuenta más de lo dicho arriba xD

      Eliminar

Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...