Recientes

10 de enero de 2017

The Path Forsaken - Reseña (review)



Muy buenas gentes variadas y dispersas por la red, sed bienvenidos a una nueva y entrañable reseña de mano de Marauder, o sea yo. El de hoy es un relato de amor, de sufrimiento, de muerte, de esperanza, de pataletas, de cosas alienígenas y chanchulleo más allá de Orión ¿Que por donde cae esto? En un mundo Exodita lejano. Acompañadme, que os cuento el relato de la "Senda maldita" (Path Forsaken).


Los Eldar

Para entender lo que os voy a contar, primero debéis saber qué son los Eldar. Al menos los Eldar de los Mundos Astronave, que son lo que vendría a ser la versión "noble" y por lo general "bondadosa" de esta raza alienígena de elfos espaciales.

Si a Légolas, de "El Señor de los Anillos", le dieras un rifle francotirador en vez de un arco y armadura especial de un hueso viviente en vez de ropa de lino y chapa, te aproximarías a lo que los Eldar son. Pretenciosos, vanidosos, egoístas y muy raritos; una raza en declive que ve su número reducirse poco a poco (normal, siendo así a ver quien les aguanta siendo padres). Por ende, no es de extrañar que la protagonista de este audiodrama sea una chica malcriada, cabezota y obsesionada llamada Una Belfebe.

Al más puro estilo de historieta poligonera, donde el Yona va a buscar a la Yoli para salvarla de un apuro, aquí ocurre al revés, es la Yoli la que va a salvar al Yona, que es mu flipao y piensa que el solo puede liarla contra todo el cartel (o mafia, o lo que quieras... son Tiránidos). Así que nada, coge sus chismes y se lanza con sus colegas a to tren por las junglas a salvar a su amado, porque le pone mil. Bueno, vamos a la trama en serio.


-- Cuidado, revela la trama --

La trama

Una Belfebe, exploradora Eldar de Iyanden, está harta de su Mundo Astronave, al que solo va de visita desde que se independizó con su novio el richard de cuyo nombre no quiero acordarme en el mundo Exodita de Ephraeleon. Este Eldar, su novio, es el príncipe de aquestas tierras, por la gloria de Khaine y la bendición de Isha (que los Eldar son mu avanzados, pero religiosos).

Pues bueno, estaba Una Belfebe yendo por Iyanden pillando provisiones y preparándose para largarse de vuelta con su amado cuando el Vidente le dice "cuidado niña" (beware child!) y le avisa que el mundo Eldar está bajo la mirada del Gran Devorador, ¡los aliens del octavo pasajero! Una Belfebe no se traga el rollo pero el Vidente insiste. Esta se rebota mucho diciendo cosas como "Te envía mi padre" con tono de "ya soy madura, que aunque solo tenga la edad mental Eldar equivalente a 12 años humanos soy supermadura y superindependiente". Y claro, como es mujer se ve movida por el amor (o alguna emoción random relacionada), que es alien, pero también sienten amor y con amor todo es posible. Ya sabemos que estas historias son así.




El Vidente le avisa de nuevo, que si va de seguro morirá, porque su destino así se le ha revelado. Pero claro, hay cosas que no están predichas del todo y el Vidente, sabio como es, le dice que ya que va, pues que se traiga al príncipe con vida que lo necesitarán a lo mejor para algo en el futuro. Contrariada por el cúmulo de emociones muy maduras y súper-serias, Una Belfebepregunta por el resto del mundo Exodita y, claro, el Vidente, muy sabio él, le dice que a pesar de ser una raza menguante y en declive, que no hace falta, que con uno le vale.

Enfadada porque su padre le haya mandado al Vidente, o eso cree ella, de una forma madura, como solo una Eldar puede serlo, se va por la Telaraña hasta el mundo Exodita. Allí se reúne con sus colegas en una misión desesperada matando Tiránidos para salvar a su príncipe. A lo largo del audiodrama es muy constante que a Una Belfebe le recuerden que es una "niña" (child) pero ella sabe que hace mucho que no lee la revista Bravo, por lo que es súpermadura.

El príncipe baila al son de su amada, pretencioso, un poco perdonavidas y muy buen combatiente. Juntos, se abrirán paso de vuelta a la Telaraña mientras sus colegas exploradores y otros Eldar random mueren a su alrededor entre los opresivos rugidos de los Tiránidos, que suenan como un mix de serpientes y dinosaurios, pero muy logrado. Este es el principal punto a favor de este audiodrama, los efectos especiales (como ya véis, la trama...).

Entonces llegan al final, una de las Eldar que les acompañan dice lo clásico: "avisemos a más, podemos salvarles" pero no, Una Belfebe es demasiado madura para ceder, así que logran escapar justo cuando están casi rodeados de Tiránidos, que se dan un festín con el mundo Exodita.

Y se cierra el telón con los rugidos de fondo.



Opinión

¿Merece la pena dejarse 7 libracas (+ o - 9 euros) en este audio de media hora de niña rebotada que se cree el centro de todo, incluso rodeada de muerte y bichos quitinosos? Es una buena pregunta la verdad. En mi caso particular diría que no, es una historia demasiado cliché y como digo, rezuma remanentes poligoneros como parodié al principio (que no creo que sea la intención del autor pero es a lo que me recuerda, jejeje).

Los Eldar son así, como humanos un poco malcriados pero con juguetes muy chulos. Si eres fan de los Eldar, quizas encuentres mejor material en otros audiodramas (creo que este mes que viene sale uno de un Señor Fenix).

Pero bueno... ¡feliz martes!

2 comentarios:

Relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...